Los tribunales empiezan a emitir sentencias contra la usura

Sentencia del TS sienta jurisprudencia sobre intereses abusivos

Muchos consumidores no son conscientes de haber firmado préstamos que pueden ser calificados de usureros.

Los consumidores están indefensos ante los abusos de la usura: una legislación débil y ambigua, Ley de Represión de la Usura, desfasada ya que data de 1908, y cuyas escasas modificaciones no se han introducido precisamente para aumentar la protección del consumidor, como por ejemplo la derogación en 1995 de las ridículas y exiguas «multas de entre 500 y 5.000 pesetas para los usureros».

Afortunadamente para los consumidores los tribunales, a pesar de su importante sobrecarga de trabajo, están dando muestras de sensibilidad y voluntad para luchar con este problema, interpretando la antigua legislación combinada con criterios actuales y ya están emitiendo veredictos que anulan operaciones de crédito con intereses abusivos.

Tiene especial relevancia, porque crea jurisprudencia, la resolución de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo número 628/2015, de fecha 25/11/2015, en la que establece que “los créditos que dupliquen el interés medio del mercado deben ser considerados usurarios y, por tanto, nulos”. Y se muestra el TS especialmente duro en este veredicto contra las prácticas usureras de algunas financieras, considerando que «la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico«.

En base a esta jurisprudencia se han emitido en las últimas semanas sentencias especialmente relevantes, como la del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Fuenlabrada que ha declarado abusivos y usureros los intereses demora que cobra la financiera del Corte Inglés a los clientes de sus tarjetas, o la del Juzgado de Primera Instancia número 10 de Madrid que ha condenado a la financiera Cofidis por conceder créditos rápidos en condiciones abusivas, declarando nulo el préstamo revolving y estableciendo que el consumidor no debe pagar los gastos de penalización por impago ni los gastos de seguro, siendo nulos los intereses establecidos por la financiera.

Desgraciadamente son abundantes los casos de préstamos usureros que determinan la ruina de quienes lo firmaron, personas que acaban perdiendo todo su patrimonio, incluyendo su vivienda, en ocasiones por cantidades ridículamente bajas que se multiplican por los intereses abusivos y terminan constituyendo una deuda inasumible. Para saber más sobre esto recomendamos la lectura del artículo que publica hoy el diario digital El Confidencial.

Para muchos consumidores que se enfrentan a un problema similar aún no es tarde. Recomendamos a quienes se encuentren en una situación similar que analicen si su caso puede ser considerado como préstamo de usura y en tal caso emprendan activamente la lucha en defensa de sus intereses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Elizabeth Moya Peña .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios HostEurope.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.