Los bancos devuelven las comisiones por reclamación de deuda

En caso de reclamación los bancos devuelven sin discusión las comisiones por reclamación de deuda porque saben que es una práctica bancaria cuestionada por el Banco de España. Esta es una de las comisiones más generalizadas que se adeudan en las cuentas corrientes o de ahorro de los clientes bancarios, y puede aparecer en los extractos con otras denominaciones similares en función de la entidad: comisión por reclamación de deuda, comisión por reclamación de posiciones deudoras, gastos de reclamación de deudas, etc.

Los sufridores de este tipo de comisiones saben que aparecen en sus cuentas de forma automática a los pocos días de quedar en descubierto, por la mera ejecución de una aplicación informática que funciona de forma automática adeudando dicho importe, sin corresponder en absoluto a una efectiva reclamación de posiciones deudoras por parte de la sucursal. De hecho en bastantes ocasiones el saldo deudor aumenta, aún después de la supuesta reclamación, por autorizar la sucursal otros cargos contra la deuda, lo que demuestra que de hecho no existe ninguna preocupación por la situación de descubierto en cuenta. Además la pretendida gestión de regularización consiste exclusivamente en una comunicación escrita enviada por correo ordinario por la que se está repercutiendo un coste desproporcionado equivalente a multiplicar por 100 el franqueo postal correspondiente. Existe en muchos casos una desproporción entre el importe de la comisión por descubierto y el propio saldo descubierto, e incluso ocasiones en que el importe adeudado por comisión de descubierto es superior al saldo reclamado.

Las entidades continúan aplicando esta comisión de forma sistemática, lo que en general se considera una mala práctica bancaria. En este sentido el Banco de España viene señalando en sucesivas ocasiones, como puede leerse en las Memorias Anuales del Servicio de Reclamaciones, las líneas de actuación correcta aplicable a cada uno de los conceptos reclamados:

  • “…la aplicación sistemática de una comisión de impago constituye en general una mala práctica bancaria cuyo devengo debe estar vinculado a la existencia efectiva de gestiones de reclamación realizadas ante el cliente deudor y ser proporcional a su coste efectivo”.
    •“La T.A.E. del descubierto en cuentas corrientes no puede superar 2,5 veces el interés legal del dinero en cada momento.” La TAE incluye el coste soportado por el descubierto tanto por intereses como por comisiones. El interés legal del dinero para el año 2016 se ha fijado en el 3%, por lo que la TAE máxima de un descubierto es del 7,5%. Tan sólo el tipo de interés deudor excede sobradamente este límite.

La tasa de reclamaciones por este tipo de comisión es muy baja, por lo que a las entidades les resulta rentable su aplicación, aunque devuelvan sin discutir los importes que se les reclaman por este concepto. Desde COACHBANK podemos señalar que hemos planteado en lo que va de año 6 reclamaciones por comisiones de reclamación de deuda y todas han sido favorables a los clientes, con importes desde 180 hasta 1.330 euros. Este último caso incluía todas las comisiones por descubierto adeudadas en la cuenta entre los años 2012, 2013, 2014 y 2015.

Animamos a los clientes bancarios a luchar contra esta mala práctica bancaria y reclamar cualquier importe que se les adeude por comisión de máximo descubierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *