Sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo, de 4 de julio de 2017: Los bancos deberán asumir costas en procedimientos de cláusulas suelo

Es lo lógico, teniendo en cuenta que en gran parte de los casos los bancos rechazan las reclamaciones por vía amistosa que se plantean ante sus propios Servicios de Atención al Cliente, forzando a los consumidores a acudir, como última instancia, a la vía judicial. Por experiencia sabemos que los clientes prefieren acuerdos amistosos que demandas judiciales, incluso renunciando a parte de lo cobrado de más. Pero si los bancos persisten en forzar a los clientes a acudir a los tribunales, y encima los consumidores tienen razón, ¿quién razonablemente tiene que soportar las costas de su terquedad?

Razona la sentencia que “si a pesar de vencer el litigio, el consumidor tuviera que pagar sus gastos en las instancias anteriores al Tribunal Supremo se produciría un efecto disuasorio inverso y muchos de ellos evitarían promover el litigio al no salir a cuenta la devolución de lo cobrado indebidamente por la entidad bancaria.”  Se evitan así situaciones en las que, aún venciendo el litigio, “no se restablecen la situación de hecho y de derecho a la que se habría dado si no hubiera existido cláusula abusiva, y por tanto el consumidor no quedaría indemne“.

Han pasado 6 meses desde que la publicación del Real Decreto-Ley 1/2017 estableciera vías de resolución por el cauce amistoso entre los clientes bancarios y sus entidades financieras por los contenciosos relativos a cláusula suelo. De las respuestas obtenidas por los clientes que acudieron a esta vía amistosa podemos concluir que algunos bancos han adoptado una estrategia razonable de contención de gastos judiciales, han analizado con seriedad cada caso planteado y en gran parte de ellos han ofrecido a sus clientes un acuerdo amistoso, recortando casi siempre las cantidades a devolver. Sin embargo buena parte de las entidades continúan persistiendo en la negativa generalizada y la dilación en el tiempo mediante el abuso de su posición dominante y el volumen de sus recursos defensivos.

Esta resolución del Tribunal Supremo, emitida por la Sala Primera reunida en Pleno el 4 de julio de 2017, abre la puerta a una gran cantidad de reclamaciones de clientes bancarios que han sufrido el cobro de cantidades en virtud de clausulas abusivas pero cuyo importe, relativamente bajo en comparación con los gastos de emprender una demanda incluso sabiendo que la ganaban, les llevaba a desistir de emprender la vía judicial.

Para conocer más sobre esta resolución del Tribunal Supremo recomiendo la lectura de este artículo publicado en Noticias Jurídicas: El TS establece como criterio general que la banca debe pagar los gastos en condenas por cláusulas suelo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *