Gestión emocional de las crisis financieras

Abordamos una perspectiva de la problemática financiera que desde Coachbank siempre hemos defendido como ineludible a la hora de analizar la situación en la que se encuentran personas que se enfrentan a una crisis financiera. Nos referimos a los desequilibrios emocionales que casi siempre sufren personas que se enfrentan a una situación que nunca habían imaginado, para la que no se encuentran preparadas, y que casi siempre derivan en sentimiento de culpa y en pérdida de autoestima, lo que disminuye la capacidad de valorar adecuadamente la situación, reaccionar y buscar soluciones viables. Por eso siempre tenemos presente que, aunque cada situación es diferente, aplicar las herramientas que ofrece la psicología a la morosidad es en mayor o menor medida parte de la solución. La gestión emocional de las crisis financieras hace parte de la solución.

En situaciones de crisis financiera, cuando los ingresos se reducen o son irregulares, si hay dificultades para hacer frente a las obligaciones de pago y a los gastos corrientes, y sobre todo cuando esta situación tiende a ser crónica, se crean situaciones que generan estrés y perjudican al equilibrio emocional. Las personas que pasan por esta situación suelen verse afectadas por cuadros de ansiedad, depresión y trastornos del sueño, que pueden ser más o menos duraderos en función de cada situación y, en su caso, de otros factores adicionales: la pérdida de un ser querido, haberse quedado sin empleo, el cierre de un negocio familiar, etcétera. La pérdida de autoestima, el sentimiento de culpabilidad, la impotencia y la frustración pueden afectar gravemente la claridad de ideas y la capacidad de analizar, delimitar y resolver tanto los problemas que causan esta situación como otros que coincidan en el tiempo.

En lo que se refiere específicamente a la faceta financiera del problema hay que hacer un diagnóstico preciso y realista de todos los parámetros para abordar la solución más adecuada que puede ser una reestructuración, una refinanciación, reunificación de deudas o enajenación de bienes. Sobre todo hay que evitar las soluciones mágicas, fáciles e instantáneas, que normalmente no existen. Cuando empiezan a incumplirse plazos y acumularse deudas impagadas la desesperación puede llevar por ejemplo a recurrir a endeudamientos rápidos de corto plazo que casi nunca son solución sino tan sólo un espejismo que agrava el problema. En el caso de préstamos con entidades financieras algunas de ellas aplican manuales internos de procedimientos que inducen el complejo de culpa e incluso recurren al chantaje emocional para que el deudor se sienta obligado aceptar la solución que le ofrecen, que por supuesto solo salva las posiciones deudoras con esa entidad. La máxima a seguir es “el que más corra salva su deuda” o “el más insistente cobra antes” en una carrera entre acreedores. La solución sólo es aceptable si valora globalmente la posición del deudor y mejora su situación futura.

En Coachbank somos firmes defensores de la práctica de la psicología a la morosidad como apoyo indispensable de la asesoría financiera. Un gabinete de profesionales en psicología y economía combina sus conocimientos y experiencia para convertirse en los mejores aliados de quienes pasan por una situación de insolvencia con el fin de que tengan la capacidad de valorar el problema desde todos los ángulos y encontrar la mejor solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Elizabeth Moya Peña .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios HostEurope.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies